martes, 17 de febrero de 2009

"No confundas el Deber con lo que los demas esperan de ti"

Así comienza lo que, para mi, es uno de los fragmentos que m´s me han influenciado en mi vida. Es de la obra de Robert Heinlein "Time Enough for Love".

He aquí el fragmento traducido (el original lo pueden ver en mi otro blog

No confundas el "deber" con lo que las otras personas esperan de ti; son cosas totalmente diferentes.

El "deber" es la deuda que tienes contigo mismo de cumplir las obligaciones que has asumido voluntariamente. Pagar esta deuda puede significar desde años de trabajo arduo y paciente, hasta estar dispuesto a morir en cualquier momento. Puede que sea difícil, pero la recompensa es el respeto propio.

Pero no existe ninguna recompensa en hacer lo que los demas esperan que tu hagas, y hacerlo no es solamente dificil, sino imposible. Es mas facil tratar con un ladron que tratar con una sanguijuela que quiere "solo unos minutos de tu tiempo, por favor - esto no tomara mucho".. El tiempo es tu maximo capital, y los minutos de tu vida son penosamente pocos. Si tu te permites caer en el vicio de aceptar esas peticiones, pronto se convertiran en una avalancha en la que estos parasitos usaran el 100% de tu tiempo - y demandaran aun mas!

Asi que aprende a decir no - y a ser agresivo al respecto cuando sea necesario.

De otra forma no tendras tiempo para cumplir con tu deber, o hacer tu propio trabajo, y seguramente no tendras tiempo para el amor y la alegria. Las termitas roer´n toda tu vida y no dejaran nada de ella para ti.

Esta regla no significa que no debes hacer favores a tus amigos, o incluso a extraños. Pero la eleccion debe ser tuya. No lo hagas porque es lo que se "espera" de ti.


Ahi lo tienen. Piensen al respecto. Medí tenlo.

Espero que les permita tener una mejor vida.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página principal